1/14/2014
0
Las siamesas Brittany y Abigail Hensel nacieron el 7 de marzo de 1990 en Minnesota, Estados Unidos, con un solo cuerpo y dos cabezas. Los médicos sólo les daban unas horas de vida, quizás un día o dos...Pero se equivocaron, porque las siamesas Brittany y Abigail van a cumplir 23 años, con una calidad de vida más que satisfactoria.
   El cuerpo de las siamesas Hensel, de cintura para abajo es el correspondiente a una sola persona, con dos piernas, un aparato reproductor, un hígado, una vejiga. Sin embargo de cintura para arriba no comparten todos los órganos, y aunque sólo cuentan con dos brazos y dos mamas, tienen varios órganos individuales: dos corazones, dos estómagos, cuatro pulmones, dos columnas vertebrales y dos cabezas. La cabeza de Abigail se inclina 5 grados hacia la derecha y la de Brittany 15 grados a la izquierda.

   Cada una de las gemelas Hensel gestiona un lado del cuerpo. Cuando eran pequeñas, el aprendizaje inicial de actividades como gatear o caminar requirió la cooperación simultánea y simétrica de las dos niñas, cooperación que sigue y seguirá siendo necesaria durante toda su vida. Cada una de las siamesas puede realizar actividades independientes con el brazo que maneja, como escribir, peinarse o comer, pero para actividades más complejas, especialmente si hay que mover brazos y piernas, como correr, andar en bicicleta, conducir un coche, nadar etc, deben coordinar todos sus movimientos y esfuerzos.

   Las siamesas Hensel no es una chica con dos cabezas, son dos personas distintas, cada una con sus propios gustos y preferencias. No les gusta la misma ropa, por lo que tienen que turnarse y vestir su único cuerpo cada día según el gusto de una o de la otra. Tampoco les gusta el mismo tipo de peinado, aunque eso sí que lo pueden arreglar de manera independiente. Abigail y Brittany no tienen los mismos gustos en cuanto a las comidas, y cuando comen fuera a menudo piden cosas diferentes una y otra, aunque eso sí, si una de las dos siamesas necesita usar el cuchillo, la otra debe colaborar con el otro brazo.

   En cuanto a asignaturas tampoco tienen las mismas aptitudes, de hecho Abigail es buena en matemáticas, mientras que Brittany es más de letras. Las siamesas Hensel tienen que pactar las actividades que realizan, ya que a menudo una desea hacer algo y la otra no. Pero desde pequeñitas supieron que, en su caso, era completamente necesario coordinarse y cooperar.
   Las siamesas Abigail y Brittany Hensel viven con sus padres y sus hermanos, un niño y una niña menores que ellas, y han logrado llevar una vida lo más normal posible. La peculiaridad de tener que compartir un cuerpo no les ha impedido formar parte de la sociedad. La siamesas Hensel han ido al colegio y obtenido su graduación, saben montar en bici y en moto, tienen carnet de conducir, saben tocar el piano y tienen su círculo de amistades.

   Abigail y Brittany Hensel han participado en programas de televisión, donde han explicado cómo es su vida y su día a día. Compartir un cuerpo entre dos personas es lo que han conocido desde que nacieron, pero conviven con cuatro personas totalmente independientes, por lo que saben cómo son ambos tipos de existencia, y están decididas a que su peculiaridad no suponga un obstáculo en su vida. Son dos hermanas llenas de vida que aceptan plenamente su situación y que han sabido salir adelante con su determinación y con el cariño de los suyos.



Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO